En Ursula Escoriza encontrarás una amplia y exquisita selección de vestidos de novia, madrina fiesta, comunión de niña o niño y trajes de novio.

@noviasursulaescoriza

Donde estamos

Rambla de San Sebastián 33 Local Alto

08921 Santa Coloma de Gramanet

– Barcelona –
Tel.:  933 85 37 11

Facebook
Twitter
Instagram

Elegir tu vestido de novia ideal

En estos días de ir empezando a elegir vuestros vestidos de novia para las bodas de 2020 os vamos a hablar un poco sobre ellos, los estilos, colores, siluetas… para que vayáis sabiendo un poquito, aunque siempre podéis dejaros asesorar pedir varios estilos diferentes y no cerraros en banda, porque a veces el que menos crees puede ser el que te emocione hasta las lágrimas al vértelo puesto.

Estilos:

Clásica: eres una novia clásica si apuestas por lo tradicional, por aquello que no pasa de moda, sencillo pero elegante y sofisticado. Este tipo de novias siempre elegirán un diseño con cuello barco o escote en V acompañado de velo y joyas como perlas o diamantes.

Romántica: son delicadas y sencillas. Las novias románticas suelen elegir vestidos de tul o gasa con bordados de lo más románticos con motivos florales.

Boho: las novias que se casan en la playa o al aire libre apuestan por un vestido boho, para darle un estilo hippie a su look, con tejidos ligeros y vaporosos, y complementos como coronas florales.

Vintage: eres una novia vintage si te encantan los estilos antiguos, los encajes y los vestidos victorianos. Buscan el tejido más espectacular (incluso heredado) que le dé ese aire vintage a su look.

Moderna: la novia moderna quiere darle un toque vanguardista a su look, es atrevida y apuesta por cortes asimétricos en su vestido, incluso por vestidos cortos o grandes aberturas.

Colores

Blanco puro: un blanco azulado y destellante. En España no se usa mucho, pero sí en otros países. Es el blanco de los vestidos de comunión. Perfecto para novias de tez oscura.

Blanco nieve: es un blanco radiante pero sin ese matiz azulado, el color de la nieve. Es el más parecido al blanco puro, aunque sigue siendo un color no muy popular. Sin duda, novias con tono de piel moreno, ¡apostad por este blanco!

Crudo/blanco roto: se trata del tono de blanco que más novias utilizan, de hecho, casi un 90% de ellas lo elije para su diseño. Es el color natural de la seda antes de someterla a tinturas. Un blanco apagado que favorece muchísimo, sobre todo, a las novias con tez ni muy clara ni muy morena.

Perla: similar al crudo con un tono cercano a la vainilla, no es muy fácil de encontrar pero es un tono elegante y muy fino. Este tono es el más utilizado por novias de más de 40 años. Ideal para mujeres que tienen la piel más morena.

Marfil: menos cercano al blanco puro que el perla, se acerca más al beige. Es uno de los tonos de blanco más favorecedores ya que es el más cálido. Si tienes la tez muy blanca, lo mejor es que apuestes por el color marfil.

Champán: suavemente dorado, como la bebida que lleva su nombre. Este sí que no le sienta bien a todos los tipos de piel, pero a la piel morena, le sienta realmente espectacular. ¡Las chicas de piel oscura os veréis sensacionales con este tono!

Nude: es el color de la piel, no se suele utilizar como tono principal para el vestido pero sí para combinaciones de color con blancos o crudos, con bordados o encajes que simulan efecto tattoo.

Rosa empolvado: no es blanco como tal, pero se utiliza mucho en los vestidos de novia con aire vintage. Es un rosa con mezcla de beige y blanco, muy suave. Una de las mejores opciones para las novias de piel más clarita.

Tejidos

Mikado: se trata de una tela de seda natural gruesa con brillo.

Brocado: tela con relieves dorados o plateados. Estos dibujos suelen ser motivos vegetales o geométricos de inspiración oriental.

Piqué: es una tela áspera, con cuerpo, en la que se pueden observar a modo de dibujo formas de malla muy sutiles.

Otomán: tiene mucho cuerpo, un aspecto rayado y es muy gruesa y firme.

Tafetán: se trata de un tejido con mucho volumen, es una seda muy brillante.

Organza: es un tejido rígido ya que recibe un tratamiento químico para darle ese aspecto, aunque es una tela fina casi transparente. Será de seda o algodón.

Crepé: es una tela de aspecto irregular y con tacto granular. Pueden ser de lana, plisado, georgette… Es el tejido más adecuado para vestidos de corte sirena y también para vestidos con volumen. Normalmente van acompañados de pedrería y bordados.

Encaje: se obtiene a partir de la mezcla de seda, algodón y lino o hilos metálicos. El encaje es un tejido que se utiliza para complementar otras telas, como adorno. Es el preferido para vestidos con estilo vintage.

Gasa: ideal para diseños muy vaporosos, para vestidos de novia para bodas en la playa. Se trata de una tela ligera, suave y que pesa muy poco.

Tul: tela muy ligera y transparente con aspecto de malla y textura áspera.

Y sobretodo siéntete guapa con él y cómoda, es verdad que según el tipo de cuerpo tal vez te favorezca más un estilo que otro, pero lo tengas como lo tengas si a ti te gusta, te sientes guapa y cómoda con él, ¿qué mas dan las convicciones sociales o lo que diga el estilista? LA última palabra has de tenerla tú, déjate aconsejar pero hasta cierto punto, es tu día y si a ti te gusta, disfrútalo, cambia algo que no te guste para que resulte tu vestido ideal, haz caso a tu corazón y él te guiará hasta tu vestido.
Datos sacados de Zankyou